Cacho Fontana admitió que si no fuera por la ayuda que recibe no tendría para comer

Horas antes del homenaje que le realizó Radio Nacional, el destacado locutor Cacho Fontana admitió en una entrevista televisiva que si no fuera por la ayuda que recibe no tendría para comer.

«Fui un mal administrador de mi propio programa. Llegó el momento en que los años cumplieron su tiempo, mis hijas no me vieron bien y me llevaron a un lugar para rehabilitarme», explicó el locutor que vive en la Clínica de Rehabilitación y Geriatría Inter Plaza.

En ese marco, Cacho Fontana destacó la ayuda que recibe del propietario de ese lugar, Salvador Lijtenberg, y precisó que «sino tuviese el apoyo de Salvador no tengo que comer, así de fácil».

«Cuando tuve dinero compré una casa para mis hijas, para su futuro. En ese momento no me dio para comprar un departamento para mí», añadió.

Fuente: www.clarin.com (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) (15-04-19)